91 831 45 58

LA EXENCIÓN DEL IRPF DE LAS PRESTACIONES POR MATERNIDAD TRAS LA RECIENTE SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO,

La reciente sentencia del Tribunal Supremo, de 3 de octubre de 2018 declara exentas del IRPF las prestaciones por maternidad, corrigiendo el criterio que hasta ahora había mantenido la Agencia Tributaria.
 
Hasta el momento, los Tribunales habían venido estableciendo de forma mayoritaria que las prestaciones por maternidad no estaban exentas del IRPF. Entre otras, la sentencia del TSJ de Castilla y León, de 15 de octubre de 2012. Sin embargo, el TSJ de la Comunidad de Madrid dictó sentencia el 29 de junio de 2017, estableciendo que dichas prestaciones sí debían quedar exentas del IRPF. Por tanto, la doctrina mayoritaria defendía la no exención de estas prestaciones, sin embargo, existía una sentencia en sentido contrario, por lo que resultaba necesario (y así ha sucedido), que el Tribunal Supremo unificase doctrina en este sentido.
 
Por su parte, la Agencia Tributaria ha venido estableciendo que las prestaciones por maternidad no están exentas del IRPF. Entre otras, en su consulta vinculante V0956-17, de 18 de abril de 2017, estableció: “La consultante ha recibido una prestación por maternidad del Instituto Nacional de la Seguridad Social. (…) Con base en el artículo anteriormente mencionado, las prestaciones públicas del régimen general de la Seguridad Social por el concepto de “maternidad” no estarán exentas del Impuesto”. Por tanto, la Agencia Tributaria también defendía la no exención de las prestaciones por maternidad.
 
Ahora, el Tribunal Supremo corrige estos criterios, estableciendo que las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del IRPF, lo que supone un cambio de criterio para la Agencia Tributaria.
 
En este sentido, desde la Agencia Tributaria confirman que, efectivamente, se procederá a devolver las cantidades retenidas por las prestaciones por maternidad, aconsejando esperar unos días para comprobar si, finalmente, el propio Organismo establece un procedimiento específico, con un modelo propio, para solicitar la devolución.
 
Este nuevo criterio interpretativo del Tribunal Supremo también ha sido acatado por las Haciendas Forales vascas: Álava, Vizcaya y Guipúzcoa. Las tres Diputaciones vascas han acordado devolver las retenciones del IRPF practicadas por las prestaciones de maternidad y, en este mismo sentido, han declarado que modificarán sus respectivas Normas Forales del Impuesto para que queden exentas a partir del año 2019.
 
 
 
 
Sin embargo, en el caso de Navarra, la situación es diferente. Tras la publicación de la reciente sentencia del Tribunal Supremo, la Hacienda de Navarra ha declarado que la misma no es de aplicación en territorio foral y que, por tanto, no se procederá a la devolución de las retenciones por prestaciones de maternidad, puesto que la sentencia del Tribunal Supremo está basada en la Ley 35/2006 del IRPF, que rige en el territorio común y no es de aplicación en la Comunidad Foral, donde rige el decreto foral 4/2008, de 2 de junio.
 
Sin embargo, realmente no existen diferencias entre la normativa estatal y la normativa foral navarra que justifiquen una interpretación distinta de la reciente sentencia del Tribunal Supremo:
 
 
 
Como argumento en contra de la devolución de las retenciones de las prestaciones por maternidad, tanto el Gobierno de Navarra, como Hacienda Navarra, alegan que, desde el año 2012, la normativa fiscal de Navarra excluye las prestaciones por maternidad de la exención del artículo 7 de la Ley del IRPF de Navarra, y que así se estableció expresamente en la Memoria Explicativa de la Ley Foral 22/2012, de 26 de diciembre, disponiéndose: “Ha desaparecido la mención a la exención de la prestación pública por maternidad con el fin de eliminar la exención de las prestaciones mensuales cobradas de la Seguridad Social o del Gobierno de Navarra por la baja laboral de maternidad”.
 
En todo caso, en la actualidad, la redacción de la Ley estatal y la Ley navarra son iguales, al hacer ambas referencia a las “prestaciones públicas por nacimiento” que, según entiende el Tribunal Supremo en su sentencia, también engloban las prestaciones por maternidad.
 
En este mismo sentido, es necesario señalar que todas las provincias forales vascas que sí van a devolver lo retenido por las prestaciones por maternidad, también tienen la misma redacción que la norma estatal del IRPF y, por tanto, la misma que Navarra:
 
Vizcaya Guipúzcoa Álava Navarra
Igualmente estarán exentas las demás prestaciones públicas por nacimiento, parto múltiple, adopción, adopción múltiple, hijos a cargo y orfandad. Igualmente estarán exentas las demás prestaciones públicas por nacimiento, parto múltiple, adopción, adopción múltiple, hijos o hijas a cargo y orfandad. Igualmente estarán exentas las demás prestaciones públicas por nacimiento, parto múltiple, adopción, adopción múltiple, hijos a cargo y orfandad. Asimismo estarán exentas las demás prestaciones públicas por nacimiento, adopción, hijos a cargo orfandad, parto o adopción múltiple (…)
 
Es decir, todas ellas hacen referencia a las “prestaciones públicas por nacimiento” que, según entiende el Tribunal Supremo en su sentencia, también engloban las prestaciones por maternidad.
 
De esta forma, Navarra se convierte en la única Comunidad Autónoma española que no procederá a la devolución del IRPF de las prestaciones por maternidad, situando a las madres navarras en una posición injusta respecto a las demás madres españolas.
 
Para compensar la no devolución, el Parlamento de Navarra ha aprobado un paquete de deducciones y reducciones para la prestación por maternidad y paternidad, que serán efectivas a partir del próximo 1 de enero.
 
En su sentencia, el Tribunal Supremo recuerda que “La prestación por maternidad es el subsidio que gestiona la Seguridad Social que trata de compensar la pérdida de ingresos del trabajador a consecuencia del permiso de descanso por el nacimiento de un hijo, adopción, tutela o acogimiento, y durante ese periodo el contrato de trabajo queda en suspenso interrumpiéndose la actividad laboral; y a tenor del artículo 177 de dicha norma, se consideran situaciones protegidas la maternidad, la adopción, la guarda con fines de adopción y el acogimiento familiar, de conformidad con el Código Civil o las leyes civiles de las comunidades autónomas que lo regulen. En consecuencia, la prestación por maternidad puede incardinarse en el supuesto previsto en el párrafo tercero de la letra h del artículo 7 de la LIRPF.”.
 
Por tanto, el criterio interpretativo del Tribunal Supremo es igualmente extrapolable al territorio foral navarro, puesto que la redacción de las leyes estatal y foral navarra son idénticas, haciendo ambas referencia a las “prestaciones públicas por nacimiento”, que sí incluyen, tal y como establece el Tribunal Supremo en su sentencia, las prestaciones por maternidad.

¿Quieres saber mas?

infórmate
aquí

Lexa Laboral online en la red social