91 831 45 58

Sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, de 5 de septiembre de 2017, ¿puede la empresa controlar el correo profesional sin previo aviso al trabajador sin vulnerar el art.8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos?

RESUMEN:
 
La Gran Sala del TEDH concluye que se ha producido una violación del art.8 del CEDH, al no establecerse las garantías necesarias en las medidas llevadas a cabo por la empresa sobre el control del correo electrónico del trabajador, al no preavisarse de las mismas al trabajador y no realizarse una correcta ponderación del interés empresarial y los derechos a la vida privada y a la correspondencia del trabajador.
 
Supuesto de hecho:
 
 
Consideraciones jurídicas:
 
  1. ¿El empleado ha sido informado de la posibilidad de que el empleador tome medidas para supervisar su correspondencia y otras comunicaciones, así como la aplicación de tales medidas? Entiende el tribunal que de acuerdo con el art.8 del convenio, la advertencia debe ser, en principio, clara en cuanto a la naturaleza de la supervisión y antes del establecimiento de la misma.
  2. ¿Cuál fue el alcance de la supervisión realizada del empleador y el grado de intrusión en la vida privada del empleado? En cuanto al alcance de la supervisión realizada y el grado de intrusión en la vida privada del demandante, el Tribunal observa que esta cuestión no fue examinada por el Tribunal del Condado o el Tribunal de Apelación, mientras que parece que el empleador registró en tiempo real todas las comunicaciones hechas por el demandante durante el período de vigilancia, que tuvo acceso a ellas y que imprimió el contenido.
  3. ¿El empleador ha presentado argumentos legítimos para justificar la vigilancia de las comunicaciones y el acceso a su contenido? Su respuesta es que dado que la vigilancia del contenido de las comunicaciones es por su naturaleza un método mucho más invasivo, requiere justificaciones más fundamentadas. De esta manera considera que   “los tribunales nacionales deben velar porque el establecimiento por una empresa de medidas para vigilar la correspondencia y otras comunicaciones, sea cual sea su alcance y duración, vaya acompañado de garantías adecuadas y suficientes contra los abusos”.
  4. ¿Habría sido posible establecer un sistema de vigilancia basado en medios y medidas menos intrusivos que el acceso directo al contenido de comunicaciones del empleado? A este respecto, el tribunal se plantea que podían haberse utilizado métodos menos invasivos para alcanzar el objetivo antes de acceder al contenido de las comunicaciones electrónicas del trabajador.
  5. ¿Al empleado se le ofrecieron garantías adecuadas, particularmente cuando las medidas de supervisión del empleador tenían carácter intrusivo? Sobre esta cuestión responde el tribunal que estas garantías deben ser de tal extensión y alcance que impidan que el empleador pueda tener acceso al contenido de las comunicaciones sin previo aviso al trabajador.
 
Conclusión Lex@:
 
Con este pronunciamiento, la Gran Sala del TEDH establece doctrina sobre esta importante y actual cuestión tan controvertida como es el control empresarial del correo electrónico de los trabajadores, estableciendo la necesidad de advertir previamente a los trabajadores de los controles o medias, y los extremos de los mismos, que se van a producir en los dispositivos tecnológicos facilitados por la empresa. Concluye el tribunal remarcando la importancia de que se observen las suficientes y adecuadas garantías ante estas posibles intromisiones del empleador en los derechos fundamentales de los trabajadores, como el derecho a la vida privada y a la correspondencia, recuperándose así la doctrina anterior (STS de 26 de septiembre de 2007) a la sentencia del Tribunal Constitucional de 7 de octubre de 2013.
 
 

¿Quieres ver más sobre el control empresarial del correo electrónico?

infórmate
aquí

Lexa Laboral online en la red social