91 831 45 58

Sentencia del Tribunal Supremo, de 8 de febrero de 2018, ¿es procedente el despido disciplinario de un trabajador que percibió dinero de un proveedor de su empresa, habiéndose acreditado estos hechos a través del correo electrónico de empresa del trabajador?,

RESUMEN:
 
El Tribunal Supremo estima el recurso de casación interpuesto por la empresa contra la sentencia del TSJ que consideraba procedente el despido, pero ilícitas las pruebas obtenidas a través del correo electrónico del trabajador afirmando, en relación con la doctrina Barbulescu del TEDH, que las pruebas que justifican el despido han sido obtenidas de forma lícita.
 
Supuesto de hecho:
 
 
Consideraciones jurídicas:
 
 
Conclusión Lex@:
 
Tras el análisis de la doctrina “Barbulescu” el Supremo concluye que los factores a analizar para valorar la licitud de la prueba obtenida de la intervención de las comunicaciones son, el grado de intromisión del empresario, la concurrencia de legítima razón empresarial justificativa de la monitorización, la inexistencia o existencia de medios menos intrusivos para la consecución del mismo objetivo, el destino dado por la empresa al resultado del control y la previsión de garantías para el trabajador, factores que considera respetados por la actuación empresarial, declarando la prueba lícita, y el despido procedente.
 
VER ROJ: STS 594/2018

¿Quieres ver más sentencias sobre despido disciplinario?

infórmate
aquí

Lexa Laboral online en la red social